Junio 2018: aventuras de invierno para quien no esquía

Las montañas de Nueva Zelanda ganan vida con esquiadores y snowboarders en invierno, pero hay más para ver y hacer durante los meses más fríos que apenas deslizar por las laderas

TransAlpine Alpine Express

Norte sin invierno     

La región del Northland es conocida como el "norte sin invierno", debido a su clima tropical durante todo el año.
 
Bay of Islands está a solo 3 horas en coche al norte de Auckland, o a un vuelo de 45 minutos, y es rica en cultura Māori. También es famosa por sus aguas claras, enormes y antiguos bosques de Kauri y vida salvaje activa.
 
Visite el histórico Waitangi Treaty Grounds para conocer su museo contemporáneo, las poderosas presentaciones culturales Māori y probar el hangi, el banquete tradicional de ese pueblo. Los clientes también pueden hacer un corto viaje de ferry entre Paihia y Russell, que es una ciudad costera encantadora y la primera capital del país. Recomendamos cenar en el pub Duke of Marlborough, que tiene la primera licencia para comercializar bebidas de Nueva Zelanda.  
    

Aguas termales    

In New Zealand, you’re never far from a naturally heated soak in a hot pool

En Nueva Zelanda, usted nunca está muy lejos de un baño calentado naturalmente por las aguas en una fuente termal.
 
La Isla Norte tiene muchos destinos geotérmicos para elegir, siendo Rotorua el más conocido. Polynesian Spa está en el corazón de la región, con 27 piscinas de aguas minerales con vistas al Lake Rotorua. Las fallas tectónicas de la Isla Sur crean bolsas de calor bajo la superficie, de modo que usted puede encontrar aguas termales donde menos espera. Las piscinas climatizadas hechas por el hombre también son comunes en áreas como la West Coast y el Lake Tekapo, donde los clientes pueden calentarse después de un largo día de visitas, con vistas a las montañas cubiertas de nieve.

Bodegas     

Si sus clientes están de vacaciones por cuenta propia, envíelos a la Classic New Zealand Wine Trail, que va desde Hawkes Bay, en la costa oriental de la Isla Norte, hasta Malborough, en el extremo norte de la Isla Sur. Aunque los viñedos todavía no tienen hojas, las bodegas estarán abarrotadas con los resultados de la cosecha de otoño.       
 

Abel Tasman National Park    

El Abel Tasman National Park es famoso por sus playas doradas, su granito esculpido y su famosa senda costera. Las temperaturas medias en este paraíso litoráneo varían solo 10 grados centígrados durante todo el año, convirtiéndose en un refugio perfecto para el invierno.
 
Los clientes también pueden disfrutar de una variedad de actividades durante el invierno, con operadores como Wilsons Abel Tasman, que ofrecen paseos y alojamiento a lo largo del año. Explore el parque a pie, navegando en catamarán, remando un kayak o en un taxi acuático 
    

TranzAlpine    

Para los clientes que inician su viaje en Nueva Zelanda desde Christchurch, es posible subir a bordo del tren TranzAlpine y seguir hacia la poderosa West Coast. Esta aventura en ferrocarril es una de las más memorables de Nueva Zelanda y los paisajes cubiertos de nieve la hacen aún más mágica durante el invierno.
 
Comenzando en los campos de las Canterbury Plains y en tierras agrícolas, el tren atraviesa los espectaculares desfiladeros y valles fluviales del Waimakariri River.  
 
El tren entonces escala los majestuosos Southern Alps hasta el Arthurs Pass National Park, antes de bajar por un exuberante bosque de hayas hasta la ciudad de Greymouth, en la West Coast.  
 

Ofrecemos contenidos a medida para su región